lunes, 8 de septiembre de 2014

pulso



la armonía es escuchar que un grillo
no se superpone a un  sapo
ni a una rana
y uno entiende
sin dificultad
sapo
rana
grillo

yo
que no tengo armonía
algo que hago siempre
es acostarme de noche
boca arriba en la ruta

casi nadie pasa aquí
pero no hay silencio

y sobra vía láctea
acostado así

entonces mi corazón
late pequeño entre todo
y soy un anfibio
un insecto más
que entona
por instinto


mi soledad me vuelve afín
me pone en la misma dirección
que el campo


pulso  del mundo
suena tan bien
lato tan bien de anfibio
o de insecto

en el mundo



2 comentarios:

  1. Tu escritura tiene la sencillez y la grandeza de un cielo celestísimo o abultadamente hermoso de estrellas...me hace tan bien leerte!!!

    ResponderEliminar
  2. Me encantan tus poemas de palabras claras, ligeras y sin embargo misteriosas!

    ResponderEliminar